Nódulos Tiroideos

¿QUÉ ES UN NÓDULO TIROIDEO?

En la terminología médica, nódulo es una masa de células redonda, abultada y dura de tejido que puede ser normal o patológica y por tanto,  nódulo tiroideo se refiere a cualquier crecimiento anormal de las células de la glándula que forman un tumor dentro de la misma. La gran mayoría de los nódulos en la tiroides son benignos  y solamente una pequeña proporción de estos nódulos sí contienen cáncer de tiroides. Casi todos los nódulos de tiroides necesitan evaluación para diagnosticar y tratar el cáncer de tiroides en estadios tempranos.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE UN NÓDULO TIROIDEO?

Prácticamente los nódulos en la tiroides no causan ningún síntoma. Comúnmente, se descubren durante el examen físico rutinario o en tomografías o ultrasonido del cuello. Con alguna frecuencia, los pacientes se percatan de los nódulos de tiroides al notar una protuberancia  en el cuello al mirarse en el espejo, al ajustarse el cuello de la camisa, o colocarse un collar. Tambien pruebas de tiroides no normales pueden en algunos casos ser la causa del descubrimiento de un nódulo en la tiriodes. Estos nódulos pueden producir cantidades excesivas de hormona tiroidea causando hipertiroidismo . No obstante, la mayoría de nódulos de tiroides, incluyendo los malignos, generalmente son no funcionales, es decir que pruebas como la TSH son normales. Casi nunca los pacientes con nódulos de tiroides se quejan de dolor en el cuello, la mandíbula o el oído. Si el nódulo es grande puede causar presión en la vía respiratoria o el esófago, y por tanto dificultad para respirar, tragar o presentar una sensación de cosquilleo en la garganta. En algunas contadas ocasiones, puede causar ronquera si el nódulo invade el nervio que controla las cuerdas vocales y usualmente esto pasa en casos de malignidad.

 

Es importante tener en cuenta:

  • Los nódulos de tiroides generalmente no causan síntomas
  • Las pruebas de tiroides son usualmente normales aun cuando haya malignidad presente
  • La mejor forma de encontrar un nódulo de tiroides es asegurarse que su endocrinólogo le examine el cuello.

¿CUAL ES LA CAUSA DE LOS NÓDULOS DE TIROIDES Y QUE TAN COMÚNES SON?

No sabemos cual es la causa de la mayoría de los nódulos de tiroides, pero son extremadamente comunes. Los nódulos de la tiroides se presentan con mayor frecuencia en las mujeres y se estima que entre el 90 y 95% de todos los nódulos son benignos. Entre los hombres, el cáncer en la tiroides ocurre en 8 por ciento de los nódulos y entre las mujeres, en 4 por ciento de los nódulos.A la edad de 60 años, casi la mitad de las personas tiene un nódulo de tiroides que puede ser encontrado en el examen físico o por estudios de imágenes. La tiroiditis de Hashimoto que es la causa más común de hipotiroidismo está asociada con un riesgo aumentado de nódulos de tiroides. La deficiencia de yodo, es otra causa de nódulos de tiroides.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EL NÓDULO TIROIDEO?

Una vez se descubre el nódulo de tiroides, su endocrinólogo determinará si el resto de su glándula tiroides está sana o si está afectada por una condición más general como hipertiroidismo o hipotiroidismo. Él examinará su tiroides para ver si toda la glándula está agrandada o si hay un nódulo solitario, o múltiples nódulos. Estudios de laboratorio iniciales pueden incluir los niveles de hormona de tiroides (tiroxina, T4) y la hormona estimulante de tiroides (TSH) en su sangre para determinar si su tiroides funciona normalmente. Ya que usualmente no es posible determinar si un nódulo de tiroides es maligno solamente con el examen físico y pruebas de laboratorio, la evaluación de nódulos de tiroides incluye exámenes especiales como el ultrasonido de tiroides y la biopsia con aguja fina.

 

ULTRASONIDO DE TIROIDES

El ultrasonido de tiroides es una herramienta fundamental en la evaluación de nódulos de tiroides. Utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para obtener una imagen de la tiroides. Esta prueba es muy precisa y fácilmente permite determinar si un nódulo es sólido o si está lleno de líquido y además permite medir con precisión el tamaño del nódulo. El ultrasonido también permite identificar nódulos sospechosos ya que algunas características del ultrasonido son más frecuentes en nódulos con cáncer de tiroides que en nódulos benignos. El ultrasonido de tiroides también permite identificar nódulos que son muy pequeños para detectar mediante el examen físico. El ultrasonido también se usa para guiar la aguja directamente al nódulo cuando su endocrinólogo piensa que una biopsia es necesaria. Luego de completar la evaluación inicial, el ultrasonido de tiroides puede usarse para seguir de cerca a los nódulos de tiroides que no requieren cirugía para determinar si estos están creciendo o por el contrario se están reduciendo de tamaño.

BIOPSIA DE ASPIRACION DE TIROIDES CON AGUJA FINA

El término biopsia de aspiración de tiroides con aguja fina, puede producir temor, pero la aguja que se utiliza es muy pequeña e incluso no es necesario un anestésico local. Este procedimiento también es sencillo y lo realizamos en elconsultorio. Solamente si el paciente toma anticuagulantes suspendemos el medicamento por unos días. Por lo demás, la biopsia usualmente no requiere ningún otro tipo de preparación especial.El procedimiento es ambulatorio y las actividades diarias se retoman inmediatamente.

 

El reporte de una biopsia con aguja fina de tiroides usualmente indicará uno de los siguientes hallazgos:

  1. El nódulo es benigno. Este resultado se obtiene en casi 90% de las biopsias. El riesgo de cáncer cuando la biopsia es benigna es de menos de 4 en 100 biopsias o 4%. Este riesgo es aún menor cuando la biopsia se revisa por un patólogo con experiencia en un centro médico grande. Generalmente, los nódulos benignos no son removidos a menos que causen problemas para tragar o respirar. En estos casos, ultrasonidos seriados son importantes. Ocasionalmente, se puede requerir otra biopsia en el futuro, especialmente si el nódulo crece con el tiempo.
  2. El nódulo es maligno o sospechoso para malignidad. Un resultado maligno se encuentra en casi 5% de las biopsias y es más frecuentemente debido a cáncer papilar de tiroides, que es el tipo más común de cáncer de tiroides. Un resultado sospechoso para malignidad tiene un riesgo de cáncer en el nódulo de 50-75%. Estos resultados requieren cirugía para remover su tiroides luego de consultar a su endocrinólogo y cirujano.
  3. El nódulo es indeterminado. Este es en realidad un grupo de varios diagnósticos, que pueden ocurrir hasta en un 20% de los casos. Un resultado indeterminado significa que a pesar de que suficientes células fueron removidas de su nódulo durante la biopsia, el examen con el microscopio no permite clasificar el resultado como maligno o benigno. La biopsia puede ser indeterminada porque el nódulo se describe como lesión folicular. Estos nódulos son cáncer 20-30% del tiempo. Sin embargo, el diagnóstico sólo se puede hacer con cirugía. Debido a que la probabilidad de que el nódulo no sea canceroso es alta (70-80%), usualmente solo se remueve con cirugía el lado de la tiroides que tiene el nódulo. Si se encuentra cáncer, el resto de la tiroides debe ser removida también. Si la cirugía confirma que no hay cáncer, no se necesita sacar el resto de la tiroides.

 

La biopsia también puede ser indeterminada porque las células del nódulo tienen características que no permiten clasificarlas en las otras categorías. Este diagnóstico se llama atipia, o lesión folicular de significado incierto. Estos nódulos raramente tienen cáncer, así que usualmente se recomienda una segunda biopsia o una operación quirúrgica para remover el lado de la tiroides que contiene el nódulo.

  1. La biopsia puede ser no-diagnóstica o inadecuada. Este resultado se obtiene en menos de 5% de los casos, cuando se usa ultrasonido para guiar la biopsia. Este resultado indica que no se obtuvieron suficientes células para hacer un diagnóstico, pero es un resultado común cuando el nódulo es un quiste. Estos nódulos pueden requerir una segunda evaluación con una nueva biopsia, o pueden ser removidos con cirugía dependiendo de la recomendación de su médico.

PRUEBAS DIAGNOSTICAS MOLECULARES

¿Pueden otras pruebas ayudar en la evaluación de nódulos de tiroides? Si, se han desarrollado nuevas pruebas que examinan los genes en el ADN de los nódulos de tiroides y otras están en desarrollo. Estas pruebas pueden proporcionar información importante sobre la presencia o ausencia de malignidad. Estas pruebas son de particular ayuda cuando el espécimen evaluado por el patólogo es indeterminado. Estas pruebas especializadas se hacen en muestras que se obtienen durante el proceso regular de la biopsia. Existen también pruebas especiales de sangre que pueden asistir en el diagnóstico de nódulos de tiroides. Estas pruebas están disponibles sólo en centros altamente especializados, pero su disponibilidad está aumentado rápidamente. Pregúntele a su médico si estas pruebas están disponibles y si serían de ayuda para la evaluación de su nódulo de tiroides.

¿CÓMO SE TRATAN LOS NÓDULOS TIROIDEOS?

Todos los nódulos de tiroides que tienen cáncer o que son altamente sospechosos de cáncer deben ser removidos por un cirujano experto de tiroides. La mayoría de los canceres de tiroides son curables y rara vez causan problemas que amenazan la vida (vea folleto de Cáncer de Tiroides). Los nódulos de tiroides que son benignos o que son muy pequeños para hacerles biopsia deben ser seguidos con ultrasonido cada 6-12 meses, y un examen físico anual por su médico. También, aún cuando la biopsia sea benigna, se le podrá recomendar cirugía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *