Bajos Niveles De Vitamina D y Diabetes Tipo 2

La vitamina D no solamente es necesaria para conservar fuertes nuestros huesos, para el fortalecimiento de los músculos y para hacer que nuestro Sistema inmunológico trabaje correctamente. De igual forma es importante para la salud cardiovascular y la función de la tiroides. Ahora hay una evidencia clara que la vitamina D puede ayudar a reducir las probabilidades de presentar diabetes tipo 2.

Varios estudios han encontrado que a más bajos niveles de Vitamina D en el organismo, hay mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

En lo que los investigadores han diferido o no se han puesto de acuerdo, es cual debe ser el nivel normal en sangre para Vitamina D. Parece ser que 30 nanogramos per millilitro (ng/ml) (aunque mayor que lo recomendado por la Academia Nacional De Medicina de los EEUU) es un nivel apropiado.

Entre las explicaciones del por qué la Vitamina D ayuda, está que las células pancreáticas Beta tienen receptores para Vitamina D y los metabolitos que desarrollan en el organismo pueden estimular al páncreas a producir insulina

El Dr. Cedric Garland, PH, profesor de medicina en la University of California, San Diego School of Medicine, co-autor de uno de los  estudios que encontraron que los niveles bajos de vitamina D tienen relación con el incremento de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, dice que niveles por encima de 50 ng/dl, tienen la mejor probabilidad para no desarrollar diabtes.

Sin embargo, otro investigador, Dr. Rubin’s advierte que  hasta que no haya más evidencia,  es recomendable mantener los niveles entre 20 and 40 ng/ml.

Debido a que hay varios factores que pueden incidir en los niveles de vitamina D, como los anticonceptivos hormonales y factores de salud, el endocrinólogo debe estar al tanto de eso. 

Cómo obtener la dosis diaria de Vitamina D

Sabemos que hay dificultad para obtener del sol la dosis diaria requerida de vitamina D más aún cuando hay un uso extendido de bloqueadores solares que nos protegen de los rayos UV.

En Endocenter-DrTorres Rumié, adicionalmente a una buena alimentación que suministre vitamina D, recomendamos suplementos de vitamina D, en su forma de Vitamina D3, o colecalciferol,  en dosis de 5.000 IU diarias. Pero siempre consultar antes con el médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *